La retinografía

Se trata de una fotografía  del fondo ojo, en su parte más central en la que se suele registrar; área macular, nervió óptico y arcadas.

En muchos casos no es preciso la dilatación pupilar del paciente, si bien esta, garantiza unas fotografías con mejor iluminación y es posible alcanzar algunas zonas algo más periféricas.

No obstante, no excluye el examen fundoscópico realizado por el oftalmólogo. El registro iconográfico del fondo del ojo, permite la comparativa, y por lo tanto, valorar  la mejora o empeoramiento patológico.

 

 

Quiero ver qué profesionales pueden hacerme esta prueba

Ver ahora

 

¿Desea realizar una visita virtual con un profesional?

¡Regístrese antes!

Antes de continuar necesitamos que nos ayude a calibrar su pantalla

 

Calibrar ahora