Paquimetría corneal

Permite la medición del grosor de la córnea en distintos puntos de la superficie de la misma. La paquimetría puede ser ultrasónica, precisando de contacto con la superficie corneal (previa instilación de un anestésico ocular),  o bien usar la información obtenida por topógrafos u OCT (tomógrafos de coherencia óptica) para obtener medidas del grosor corneal.

El grosor corneal aumenta hacia la periferia corneal, estando los valores centrales comprendidos  entre las 500 y 550 micras. No obstante, existen córneas no patológicas que se encuentran fuera de este rango y que conviene precisar su valor. Numerosos estudios han establecido una relación directa entre el grosor corneal y su rigidez, por lo que medidas como la PIO (presión intraocular - de gran importancia en el control y prevención del glaucoma -), pueden verse  por valores paquimétricos de rango no estandarizado. Es por ello que conviene realizar esta medición en pacientes sujetos a  cirugías sobre la córnea o pacientes que requieran una mayor precisión de la PIO real.

La paquimetría corneal resulta fundamental en el diagnóstico del queratocono, en distrofias corneales, para valorar y cuantificar el edema corneal, y resulta esencial en la valoración preoperatoria de la cirugía refractiva corneal, y en el implante de segmentos intracorneales.

 

Quiero ver qué profesionales pueden hacerme esta prueba

Ver ahora

 

¿Desea realizar una visita virtual con un profesional?

¡Regístrese antes!

Antes de continuar necesitamos que nos ayude a calibrar su pantalla

 

Calibrar ahora