Preguntas frecuentes Tratamientos

¿Hay algún tratamiento quirúrgico para el ojo seco?

El ojo seco es una alteración crónica que se produce cuando la superficie del ojo no está bien lubricada por falta de lágrima o bien porque esta no ejerce su función humectante.
Esta falta de lubricación puede dar lugar a molestias oculares, problemas visuales y lesiones en la córnea o la conjuntiva. No existe un tratamiento definitivo a esta alteración, sinó paliativo, con lágrimas artificiales o pomadas lubricantes que ayudan a humectar la supeficie ocular.
En algunos casos se combina el uso de estos tratamientos con el implante de unos minúsculos tapones en el conducto lagrimal, que actúan disminuyendo el flujo de drenado de la lágrima. De esta forma se preserva más tiempo la lágrima en la superfície ocular, y se obtiene una mayor hidratación. Los pacientes con ojo seco más severo pueden requerir tratamientos adicionales.
Algunas mujeres con edades próximas a los 50 años, con la aparición de la menopausia, sufren los síntomas de ojo seco. Esto se debe a que los cambios hormonales que se producen en la mujer actúan empeorando las propiedades fisiológicas de la lágrima.
Una buena forma de contribuir a reduir la sintomatología es la de evitar lugares con mucho humo, con corrientes de aire, con aires acondicionados altos, y usar gafas de sol.

¿Qué tipos de cirugías existen para quitarse las gafas?

La más popular para graduaciones bajas, de miopía, de hipermetropía y de astigmatismo es el LASIK o la PRK. En la actualidad existen una gran variedad de opciones quirúrgicas; lentes fáquicas, extracción del cristalino, lentes intracorneales. La mejor opción se determinará por las características biométricas del paciente, su edad y sus requerimientos visuales.

¿Cómo puede ensuciarse la lente intraocular que me pusieron al operarme de cataratas?

Generalmente, en los pacientes operados de cataratas se vacía el cristalino y se conserva la cápsula que lo envuelve, siendo esta el receptáculo donde se posiciona el implante (la lente intraocular). Pasado un tiempo, está cápsula se opacifica, limitando así la visión. En estos casos, el tratamiento es sencillo y rápido. Con un láser Yag, se rompe dicha cápsula y se recupera la visión perdida. Tras esta intervención el paciente puede percibir temporalmente algún cuerpo flotante (correspondiente a algún resto de la cápsula).

¿Se puede prevenir la vista cansada? ¿Me puedo operar?

La vista cansada es un proceso degenerativo normal asociado al envejecimiento del ojo que aparece entre los 40-45 años. Se da como consecuencia de que el cristalino (lente natural del ojo) pierde elasticidad y capacidad para cambiar su curvatura, y por lo tanto disminuye la capacidad para enfocar en distancias próximas. No existen pautas para prevenir la vista cansada.
Sin embargo, existen intervenciones quirúrgicas basadas en la sustitución del cristalino, por una lente intraocular multifocal, que son una buena sustitución a las gafas. No obstante, el oftalmólogo debe valorar según las características morfológicas del paciente, y sus necesidades visuales, si es o no un buen candidato a este tipo lentes.

¿Por qué me salen orzuelos?

Se produce a causa de la inflamación de las glándulas de meibomio que se encuentran distribuidas verticalmente en los párpados. Estas se encargan de secretar un lípido (meibomio) a la lágrima cuya función principal es la de evitar que esta se evapore con facilidad. La secreción se realiza a través de unos minúsculos poros en el borde del párpado. En algunos pacientes con bordes parpebrales irritados y enrojecidos de forma frecuente (blefaritis), pueden sufrir el taponamiento de alguna de estas glándulas. A lo que el material segregado se acumula, dando lugar a una inflamación y abultamiento.
El tratamiento se realiza con pomadas antiinflamatorias, la inyección de corticoides, o la cirugía en los casos que estos primeros no funcionen. Dependiendo del tamaño, localización, evolución y/o inflamación se aplica un tratamiento u otro.

¿Se puede operar el párpado caído?

Cuando el párpado superior desciende con respecto a la posición normal o con respecto a la del otro ojo se denomina ptosis palpebral. Esta caída del párpado puede producir oclusión parcial o total del área pupilar, reduciendo así nuestro campo visual.
Su clasificación se basa en las diversas causas que pueden afectar al complejo neuromuscular del aparato suspensor del párpado. Atendiendo a dichas causas, el tratamiento y el pronóstico de la cirugía pueden variar.
Cada párpado ha de recibir un tratamiento personalizado según la causa y el grado de afectación.

¿Por qué se produce el ojo seco?

El envejecimiento celular normal del ser humano comporta una reducción de la producción de lágrimas. De hecho, se calcula que entre los 10 y 40 años, dicha producción se reduce un 50%. Además, otras causas comunes del ojo seco son infecciones oculares (conjuntivitis, úlceras de córnea, etc.), factores externos o ambientales (sol, viento, cloro, lentes de contacto..), y ciertos medicamentos. Los cosméticos y las cremas de limpieza pueden provocar irritación y alterar la lágrima normal.
Es el resultado de alteraciones en la secreción lagrimal y palpebral que pueden provocar enrojecimiento, picazón, ardor y sensación de cuerpo extraño y de cansancio ocular. Una lubricación adecuada del ojo es posible mediante un equilibrio lagrimal que consta de la producción de lágrimas de buena calidad y un sistema palpebral normal. Cuando ese equilibrio se rompe, o bien se altera por factores externos, la producción de lágrimas disminuye y existe propensión al desarrollo del ojo seco.